Sobre los elementos químicos

Hasta octubre del 2010, había oficialmente 112 elementos, de los cuales, sólo 92 existen en la naturaleza. Los otros han sido obtenidos en laboratorios como el GSI en  Darmstadt, Alemania .Aquí se ha descubierto 6 elementos que son: Bohrio (en honor a Bohr), hassio (en honor al estado alemán de Hesse en el que se encuentra el GSI),  meitnerio (en honor a  la matemática y física, de origen austríaco y sueco, Lise Meitner), darmstadtio (en honor a dicha ciudad alemana), roentgenio (en honor a Röentgen) y copernicio (en honor a Copérnico).

De todos los elementos conocidos sólo 3 han sido descubiertos por españoles: el platino, el wolframio y el vanadio. En 1735, el andaluz natural de Sevilla y almirante Antonio de Ulloa descubrió el platino; en 1783, Juan José y Fausto Delhuyar descubrieron el wolframio o tungsteno y en 1801 Andrés Manuel del Río descubrió el vanadio. Ëste último se había llamado anteriormente eritronio.
D. Antonio Ulloa  descubrió el platino en Colombia y pensó que era una impureza de la plata por lo que le llamó “platina”.

El nombre de elemento químico lo utilizó Robert Boyle (Irlanda, 1627- Londres, 1691) para denominar a aquellas sustancias que no se pueden descomponer en otras más sencillas por métodos químicos ordinarios. Boyle fue precursor de la química moderna, y es por eso que se le llama el padre de la Química moderna.

¿Cómo se pone nombre a los elementos?

Primero es el organismo Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) el que contrasta y verifica la existencia del elemento. A continuación, dicho organismo sugiere a todos sus descubridores darle un nombre, el cual se debe basar en un científico, un lugar, un concepto mitológico, una propiedad o un mineral. Junto con el nombre, también deben de proponer un símbolo químico.

La idea de darle un símbolo a cada elemento fue debida a Berzelius (1779-1848), quien propuso que consistiese en la inicial del nombre latino del elemento, seguida, si se producía repetición, por otra letra incluida en dicho nombre. Por ejemplo: el símbolo del boro es B, el del berilio es Be, el del bromo es Br, etc. El símbolo de un elemento es algo internacional, es el mismo en todos los idiomas, y esto hace que todos los científicos puedan compartir información. Durante el  periodo que va desde que un elemento es reconocido hasta que se autoriza su nombre, se nombra con la terminación en “io” de su número atómico en latín. Su símbolo sería provisional y estaría formado por 3 letras que proceden de dicho nombre en latín. Por ejemplo: el elemento nº 113 sería el Ununtrio (símbolo Uut), el 114 el Ununcuadio (Uuq), ya que el último elemento reconocido es el 112, que se llama Copernicio y que su símbolo es  Cn.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

European Space Agency

2012, Año Internacional de la Energía Sostenible para todos

Descargas gratis

Eficiencia y Sostenibilidad

Década por una educación para la sostenibilidad

Eclipses

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: