La capa de ozono

No debe confundirse la Capa de Ozono con el ozono troposférico (el contaminante):

ozono

 

– Ozono troposférico: Se encuentra en la troposfera, la parte inferior de la atmósfera (que se extiende hasta los 12 km de altura). Es un contaminante secundario (es decir, se forma en la atmósfera, por reacciones entre contaminantes primarios). Se genera a partir de la reacción de otros contaminantes, los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles (emitidos por la industria y los automóviles). Al generarse por reacciones fotoquímicas, los mayores niveles de contaminación por ozono se registran en días soleados. Las concentraciones locales de ozono en las latitudes medias del hemisferio norte, se han duplicado en los últimos 100 años.

– Ozono estratosférico: Se encuentra en la estratosfera, en torno a los 20 km de altura, formando la Capa de Ozono, un delgado escudo que rodea nuestro planeta, filtrando y protegiéndonos de los rayos ultravioletas (UV) del sol.

ozono1

La Capa de Ozono, que antes nos protegía absorbiendo la radiación ultravioleta (UV) del sol, ha ido siendo destruida por causas derivadas de la actividad humana. Desde los años 70 se ha venido advirtiendo que determinados gases reaccionan con las moléculas de ozono, destruyéndolas y provocando el llamado agujero de la Capa de Ozono.  Se considera que hay “agujero” cuando la cantidad de ozono no supera las 220 unidades Dobson . Los gases que provocan la destrucción de la Capa de Ozono son:

  • CFCs – utilizados como líquidos refrigeradores en frigoríficos y aparatos de aire acondicionado, como propulsores en aerosoles y en espumas y plásticos expandidos. El 90% de los CFCs son liberados en Europa, Rusia, Japón y EE.UU. El problema añadido es que tienen un elevado tiempo de permanencia y cada molécula de cloro destruye decenas de miles de moléculas de ozono.
  • Halones – utilizados en extintores de fuego.
  • Bromuro de Metilo – usado como fumigante.
  • Óxidos de nitrógeno – emitidos por aviones supersónicos.

Afortunadamente, con el Protocolo de Montreal, firmado en 1987, ha habido una reducción en la emisión de las sustancias mencionadas.  Se cree que si todos los países cumplen con los objetivos propuestos dentro del tratado, la capa de ozono podría haberse recuperado para el año 2050. Debido al alto grado de aceptación e implementación que se ha logrado, el tratado ha sido considerado como un ejemplo excepcional de cooperación internacional. Todos los estados miembros de las Naciones Unidas han ratificado el Protocolo de Montreal, así como la Santa Sede, los estados federados de Micronesia y la Unión Europea. A pesar de ello, y debido a la larga vida de estos compuestos, habrá que esperar para que los efectos de esta reducción se hagan notar. Por ello, aunque se ha logrado reducir al mínimo posible la emisión de estas sustancias, los efectos de emisiones pasadas persistirán durante décadas.

Todo esto tiene una repercusión sobre la salud. La radiación ultravioleta (UV) solar ahora llega con más potencia a la superficie terrestre, causando diferentes afecciones. Entre ellas se encuentran:

  • Las quemaduras solares, envejecimiento prematuro de la piel y otras alteraciones cutáneas.
  • Irritación ocular, cataratas y hasta ceguera.
  • Cánceres de piel (melanoma y no melanoma).
  • Depresión del sistema inmunológico.
  • Según la OMS, cada año se diagnostican en todo el mundo cerca de 132.000 melanomas malignos, entre 2 y 3 millones de cáncer de piel y más de 2 millones de casos de ceguera debida a las cataratas.

La destrucción de la Capa de Ozono y la mayor penetración de rayos UV también implica:

  • Pérdida de fitoplancton (la base de la cadena alimentaria), lo cual podría causar la disminución de los recursos pesqueros (el 30% de la proteínas consumidas mundialmente provienen de productos del mar).
  • Daño en el crecimiento de las plantas e incluso producción de sustancias tóxicas.
  • Aumento en los niveles de ozono troposférico (puesto que se forma por reacciones fotoquímicas) y por tanto agravamiento de problemas respiratorios.
  • Contribución al Cambio Climático, puesto que los gases responsables de la destrucción de la Capa de Ozono también son gases de efecto invernadero.
  • A parte de las medidas de protección frente a los rayos del sol (como evitar la exposición en las horas centrales del día, utilizar crema con factor de protección adecuado, usar gafas de sol, etc), es fundamental mantener el compromiso de veto de las sustancias dañinas con la Capa de Ozono.

 

ozono2

Fuente:

CRUZ ROJA MADRID Oficina Auton

http://www.cruzrojamadrid.org/que_hacemos/medioambiente/salud_ambiental/el_agujero_en_la_capa_de_ozono/ _

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

European Space Agency

2012, Año Internacional de la Energía Sostenible para todos

Descargas gratis

Eficiencia y Sostenibilidad

Década por una educación para la sostenibilidad

Eclipses

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: