Avances científicos relacionados con la provincia de Cádiz

Podemos empezar hablando de la expedición que partió del puerto de Bonanza de Sanlúcar de Barrameda y que demostró la esfericidad de la Tierra. De él salieron los navegantes Hernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano en 1519. Con esta travesía también se verificó la primera vuelta al mundo. Al mismo puerto llegó Juan S. Elcano en la nao Victoria, en 1522, con los hombres de su tripulación.
La ciudad de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) rinde homenaje a este hecho dando el nombre de Juan Sebastián Elcano a un Instituto de Enseñanza Secundaria y también con una placa conmemorativa que lleva inscritos los nombres de los supervivientes de aquella aventura.

     sanlucar1

sanlucar
IES Juan Sebastián Elcano en Sanlúcar. Fotos del 14 de mayo del 2015

 La placa se encuentra en la fachada del edificio de la Biblioteca Pública. Además tiene unas cerámicas indicando todo lo dicho anteriormente. Se encuentran en la calle Isaac Peral (Biblioteca Pública).

   sanlucar7

sanlucar2

sanlucar3

sanlucar5

sanlucar4
Fotos del 14 de mayo del 2015

El buque escuela de la Armada Española fue construido en los Astilleros de Cádiz en 1928, y ha dado la vuelta al mundo muchas veces, partiendo y llegando al puerto de Cádiz. En la foto inferior podemos ver al buque escuela Juan Sebastián Elcano.

 Cadiz Elcano RegataFoto de la Regata del 26 de Julio del 2012.

 Cadiz- Elcano

Seguimos hablando del famoso cosmógrafo y navegante Juan de la Cosa, que viajó con Colón a Indias en su segundo viaje, ya que entre 1492 y 1510 hizo 7 viajes a América y en sólo dos ocasiones lo acompañó. A su regreso se instaló en el Puerto de Santa María, en 1496, donde se unió a Américo Vespucio y Alonso de Ojeda con el fin de realizar una nueva expedición entre 1499 y 1500. Al volver de este viaje fue cuando terminó de dibujar su carta de navegación. Se trataba de la primera imagen cartográfica del Nuevo Mundo. El original se encuentra en el Museo Naval de Madrid, pero existe una reproducción del Mapa de Juan de la Cosa en la plaza del Castillo,junto al busto de Juan de la Cosa , en el Puerto de Santa María y en la plaza Cristóbal Colón de la misma localidad también se encuentra un retrato del Almirante plasmado en azulejos cerámicos. Este mapa está considerado como el primer monumento de la cartografía andaluza en la Edad Moderna.

Cadiz panteon Ilustres

Homenaje a Juan de la Cosa. Panteón de Ilustres Marinos, San Fernando . Foto de enero del 2015

Cadiz Juan de la C

 Cadiz Cosa

 

Cadiz Juan de la Cosa

Fotos del Puerto de Stª María del 8 de septiembre del 2012

Y hablando de Cádiz capital nos encontramos con el científico y eclesiástico José Celestino Mutis, que nació en esta localidad el 6 de abril de 1732, muriendo en Santa Fe de Bogotá el 11 de septiembre de 1808. Mutis inició sus estudios de medicina en el Colegio de Cirugía de Cádiz. Durante cuatro años ejerció en el Hospital de Marina de Cádiz, donde se interesó, seguramente a Cadiz celestino mutisinstancias de don Jorge Juan de Santacilia, por la astronomía. Este gaditano está considerado una de los principales científicos hispanoamericanos del siglo XVIII.
José Celestino Mutis salió de Cádiz, rumbo a América, el 7 de septiembre de 1760, y llegó a Santafé de Bogotá el 24 de febrero de 1761. Partió como médico del virrey de Nueva Granada y fue fundador de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino, la cual dirigió durante 25 años. Allí descubrió varias especies de la quina, utilizándose a partir de entonces como remedio medicinal. Desde el momento de su llegada al Virreinato, Mutis se preocupó por formar un herbario, logrando reunir más de veinte mil plantas y unas seis mil láminas a color. Todo lo que hizo le valió para que le dieran el sobrenombre de El Sabio. Entre otras aportaciones, Mutis fundó la Sociedad Patriótica de Nueva Granada para impulsar el desarrollo de esta zona. En el Parque Genovés de Cádiz existe un busto de José Celestino Mutis, realizado por José Gargallo en 1932.

En el Parque Genovés de Cádiz hay un busto de él. Las fotos son del 25 de abril del 2015:

    Celestino Mutis3

   Celestino Mutis1

 Celestino Mutis2     Celestino Mutis

Hay dos personalidades que surgen del Real Colegio de Guardias Marinas de Cádiz, creado en 1717, y que hacen que España se incorpore a las expediciones científicas del siglo XVIII. Se trata del alicantino Jorge Juan Santacilia , quien propuso la creación del Observatorio Astronómico de Marina en Cádiz en 1752, y el físico sevillano Antonio de Ulloa. El Observatorio fue trasladado más tarde a San Fernando junto al Colegio de Guardias Marinas.
También tenemos a Cecilio Pujazón, cuya tumba se encuentra en en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando (Cádiz), conocido astrónomo español que nació en dicha localidad en 1833 y que fue director del Observatorio Astronómico de San  Fernando.

Exterior del Panteón de Marinos Ilustres.
San Fernando (Cádiz). Foto de julio del 2019
Cadiz Panteon
Tumba de Cecilio Pujazón en el Panteón de Marinos Ilustres.
San Fernando (Cádiz). Foto de enero del 2015
  Cadiz ROA
 
Cadiz Roa 2015
Cadiz Roa antiguo
 Real Observatorio de La Armada. Fotos  de marzo del 2015

 

Jorge Juan, que estableció en su casa gaditana la “Asamblea Amistosa Literaria” para discutir sobre temas científicos, junto con Antonio de Ulloa, formaron parte de una expedición al Perú (1735-1744). Dicha expedición fue organizada por la Academia de Ciencias de París, y valió para medir el grado del meridiano terrestre. Más tarde, Ulloa volvió en dos ocasiones a América. Estudió la declinación de la brújula entre Cádiz y Veracruz y descubrió el platino como cuerpo simple en Nueva Granada. Publicó junto a Jorge Juan “Observaciones astronómicas y físicas” y, en solitario, la “Relación histórica del viaje a la América meridional”, entre otras. Sus restos reposan en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando, Cádiz.
En el Real Observatorio de la Armada de San Fernando hay un busto en honor a Jorge Juan:
    Jorge Juan2
Jorge Juan3
Jorge Juan4
 Exterior del ROA. Fotos del 10 de mayo del 2010

El 30 de julio de 1789 Alejandro Malaspina, un marino italiano, al servicio de la Armada Española, se dispone a partir, desde el puerto de Cádiz, para realizar una gran expedición científica y política. Cadiz malaspinaLo hace a bordo de las corbetas Descubierta y Atrevida, botadas en el Arsenal de la Carraca ( San Fernando, Cádiz) en 1789, y llega al mismo puerto en 1795. En dicha expedición marcharon Francisco Flores Moreno y Pedro María González, cirujanos navales del Real Colegio de Medicina y Cirugía de Cádiz, quienes publicaron el “Tratado de las enfermedades de la gente del mar” (Madrid, 1805), fuente imprescindible para todos los tratados de higiene y patología naval que se escribieron en el siglo XIX. Durante el viaje de Malaspina se hizo el plano del Río de la Plata y se recorrió toda la costa Patagónica y las Malvinas, además de descubrirse varias islas del Pacífico.

Anuncios

Palacio del Tiempo. Museo de Relojes

El Palacio del Tiempo se encuentra en un edificio palaciego neoclásico de estilo victoriano en la Calle Cervantes nº 3 de Jerez de la Frontera, en Cádiz.  Acoge al Museo de los Relojes. Este museo está rodeado de los Jardines de la Atalaya, que fueron diseñados según el paisajismo francés del siglo XIX. Han sido declarados Bien de Interés Cultural como jardines históricos, y catalogados como Patrimonio Histórico Andaluz.

Fue inaugurado el 20 de marzo de 1973 con una colección de 152 relojes heredados por testamento de la Condesa viuda de Gavia. La colección fue aumentando con el tiempo, hasta tener 302 piezas, de las cuales más de 280 se exponen en el Museo.
Abarca cronológicamente los siglos XVII al XIX, con relojes ingleses y franceses y en menor proporción, se incluyen otras nacionalidades: italiana, suiza, austriaca y alemana.  Es el único museo de relojes donde las mayoría de sus ejemplares se encuentran en funcionamiento.

La temática que predomina es la mitología sobre todo en el estilo Imperio: Dioses griegos y romanos, héroes, personajes simbólicos y alegóricos, etc. No faltan las referencias históricas a emperadores y reyes o  escenas costumbristas . En ellas hay alegorías de la Astronomía y otras ramas de las Ciencias.

En cuanto a los materiales, se observa la mayor utilización del bronce, preferentemente en “ormolú” (dorado al oro molido), con mármoles de Carrara, cristal de Baccarat, lapislázuli, marfil  y otras piedras semi preciosas.

La colección de relojes se encuentra distribuida en diferentes salas del museo, divididas a su vez en dos plantas del edificio:

  • Patio de Bienvenida: Sala Losada. Está el único reloj hecho por un relojero español: José Rodríguez Losada

 

  • Salón Luis XV: “La Historia del Tiempo”.
  • Sala Azul: Relojes Franceses.

  • Sala Oro: Relojes Franceses Estilo Imperio (1800-1830).

  • Sala Púrpura: Relojes Franceses Carlos X (1824-1830).

  • Sala Verde: Relojes Ingleses.

  • Sala Arturo Paz. Relojes Notables y de Bolsillo.

  • Taller del Relojero.

Siempre ha habido una preocupación por el tiempo, y según las épocas , los relojes han sido más sencillos o sofisticados. En el Museo, había una serie  con alegorías o motivos científicos. Algunos de los que más me llamaron la atención fueron :


Luis XVI. Las Artes y la Aritmética


Segundo Imperio. Motivo marítimo


Directorio. La Astronomía


Imperio. La Lectura


Reloj Imperio. La Astronomía


Luis XVI. Reloj calendario


Luis XVI. Reloj calendario


Restauración. La Astronomía


Imperio. Las Artes y Las Ciencias


Francés. Péndulo de mercurio


Restauración. La Ciencia

Fotos tomadas el 27 de marzo del 2018

Fuentes: http://www.museosdelaatalaya.com/categoria/34/coleccion-relojes

Reloj de la catedral de Santa Cruz de Cádiz

Ya sabemos que el reloj es un  instrumento de medida del tiempo natural (días, años, fases lunares, etc.) en unidades convencionales (horas, minutos o segundos). Fundamentalmente permite conocer la hora actual, aunque puede tener otras funciones, como medir la duración de un suceso o activar una señal en cierta hora específica.
La Catedral Vieja de Cádiz, o Iglesia de Santa Cruz fue edificada por orden del rey Alfonso X de Castilla, El Sabio, en época del Papa Urbano IV, aunque ha dispuesto de periodos intermitentes de culto. Se consideró catedral hasta 1838, cuando la catedral de la ciudad se trasladó a la Catedral Nueva. Desde esa fecha, 1838, es considerada únicamente iglesia parroquial

Estas fotos hechas en agosto del 2016 son del reloj antiguo de 1851 que había en la antigua catedral de Cádiz, y que ahora se expone en uno de los huecos que hay de la escalera para subir a la torre de Levante o torre del reloj de la actual catedral de Cádiz.

La Torre del Reloj de la Catedral de Cádiz toma su nombre del reloj que se le añadió a mediados del XIX, un reloj realizado por el maestro José Miguel de Zugasti, de los más antiguos de España, y que marcó durante muchos años el tiempo por el que la ciudad de Cádiz se guiaba hasta caer en desuso a mediados del siglo XX. Recientemente fue restaurando, respetando al máximo las piezas originales, devolviendo a su apariencia original su minuciosa y elaborada mecánica.

reloj-catedral-cadiz-3

reloj-catedral-cadiz

reloj-catedral-cadiz-1

reloj-catedral-cadiz-8

reloj-catedral-cadiz-6

Parque Botánico- Orquidarium de Estepona

El sábado 28 de Marzo del 2015 se inauguró el parque botánico-orquidario de Estepona, en Málaga. El edificio del Orchidarium  tiene una superficie de 1.000 metros cuadrados y 15.000 metros cúbicos de volumen. Está dividido en dos niveles a alturas diferentes  y separados por un  bosque de cañas de bambú. Tiene un lago y tres  cascadas, siendo la mayor  de más de 15 metros y todo queda cubierto por un edificio con tres cúpulas de cristal, la más alta de las cuales se alza a unos 30 metros de altura. Además del orquidario, hay también un parque botánico, un  orquidiario en miniatura y todo con sus correspondientes itinerarios.

Este proyecto fue realizado por los Arquitectos Fernando Gómez Huete y Gustavo Gómez Huete en colaboración con la paisajista Laura Pou.

En él se pueden encontrar especies con sus flores:

 

Jardínes verticales:

 

El estanque con sus peces y el mirador de las cascadas:

 

Orquídeas miniaturas (Jardín miniaturas):

Y mucho más:

  

Las fotos fueron tomadas el 24 de marzo del 2018

 

 

 

 

 

Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate

El Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate se encuentre entre las localidades gaditanas  de Vejer de la Frontera y Barbate.  Es  uno de los parques naturales menos extensos de Andalucía con unas 5.000 hectáreas. Protege el pinar de la Breña, comprendido entre Los Caños de Meca y Barbate, junto al acantilado y la franja marítima que lo bordean, así como las marismas del río Barbate, que se extienden desde La Barca de Vejer hasta la desembocadura del río, bordeando las lomas de la sierra del Retín. En este parque se distinguen hasta cinco ecosistemas diferentes: marino, acantilado, pinar, marismas y sistemas dunares. Destaca el Tajo de Barbate que, con más de 100 metros de altura, constituye el acantilado más notorio del Atlántico andaluz. El acantilado está formado básicamente por roca calcarenita con capas horizontales de margas arenosas impermeables, lo que provoca que los acuíferos del monte superior surjan en distintos puntos de la pared del acantilado, formando los famosos ‘caños’ que dan nombre a la localidad de Los Caños de Meca.

Al entrar en el sendero nos encontramos con el pinar de La Breña. Su intensa repoblación para frenar las dunas móviles lo han convertido en el mayor pinar de Cádiz, del que se aprovechan piñas y piñones. En este lugar, el aroma a pino se mezcla con el de romero y lavanda que, junto con palmito, espino negro e, incluso retama o lentisco, forman el matorral mediterráneo existente. El pinar se extiende hasta bordear el acantilado, donde el pino carrasco convive con bosquetes de sabinas y abundantes enebros. Por este pinar pasa  el sendero de la Torre del Tajo. Ésta es una de las torres vigías que en los siglos XV y XVI alertaban sobre naves piratas y que, posteriormente, presenciaron la Batalla de Trafalgar.


Enebro marítimo

Se distinguen en sus acantilados, aún erosionados por el agua y el viento, manantiales de agua potable que vierten en pequeñas caletas, son los conocidos caños. Junto a zarzas e higueras crecen plantas típicas de ambientes salinos como almajos, barrillas o siemprevivas. En los huecos de la piedra crían numerosas garcillas bueyeras, grajillas, y la gaviota patiamarilla, halcón peregrino, vuelvepiedras y zarapito trinador. Entre las rapaces, destacan el águila pescadora, la lechuza y el cernícalo vulgar.
Esta biodiversidad se multiplica en las marismas y lagunas, que cobijan gran número de aves, al ser zona de nidificación y paso de migraciones. En ellas se puede ver  ánade real, focha común, pato cuchara, e incluso algún zampullín chico, garza real o imperial. Entre el carrizo se observan avetorillos, ruiseñores bastardos y carriceros comunes.

 

Fuentes:
http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/servtc5/ventana/mostrarFicha.do?idEspacio=7408

https://es.wikipedia.org/wiki/Parque_natural_de_La_Bre%C3%B1a_y_Marismas_del_Barbate

Alineamientos de Carnac

El monumento prehistórico más grande del mundo y perteneciente al Neolítico son los alineamientos de Carnac. Están situados en el pueblo de Carnac, como su nombre indica, en la Bretaña Francesa. Estos menhires forman parte del patrimonio histórico de Francia.
Es un conjunto de piedra colocadas de una forma determinada, por lo cual se llaman alineamientos megalíticos. Todo el conjunto forma una necrópolis, ya que los menhires contienen tumbas.

Hay muchas teorías para explicar estos alineamientos.  Una de ellas se remonta a la arqueoastronomía, aunque no todos los científicos están de acuerdo con esta idea. La arqueoastronomía es el estudio del  cielo y sus fenómenos por parte de culturas antiguas, y de cómo influenciaron dichos fenómenos en sus vidas. cómo usaron estos fenómenos y cuál fue el papel del cielo en sus culturas. La arqueoastronomía usa una variedad de métodos para descubrir  prácticas pasadas incluyendo la arqueología, astronomía, historia probabilidad y estadística, e historia.

En 1970, el ingeniero inglés Alexander Thom y su hijo postuló su hipótesis sobre un posible observatorio astronómico en Carnac. Dijeron que las  hileras de menhires y sus perpendiculares están orientadas hacia los puntos solsticiales y equinocciales de salida del Sol, creando así un calendario que permitía predecir las etapas importantes de la vida agrícola.

Hay un conjunto de alineamientos, que son:
a) Le Ménec: está formado por 1099 menhires dispuestos en 11 filas de 100 m de ancho por 1,2 km de largo. A su alrededor existen círculos de piedras llamados crómlecs . El crómlech occidental está compuesto por 70 menhires y mide 100 m. El crómlec oriental está muy deteriorado, pero aún sobrevive. Las filas que forman son un poco curvas.
b) Kermario: El alineamiento de Kermario está  al este del anterior. Posee 982 menhires en 10 hileras que se extienden a través de 1,2 km. En Kermario se hallan las piedras más grandes de Carnac: la mayor tiene más de 7 m de altura.
c) Kerlescan: Es el que mejor se conserva y está al este del anterior. Lo forman 540 piedras, organizadas en 13 hileras de 139 m de ancho y 880 m de largo. En su extremo occidental hay un crómlec de 39 menhires.
d) Le Petit Ménec: Está más al este del anterior. Lo forman 100 piedras. Se cree que es un prolongación del anterior.

Fotos tomadas por Pablo y Chari el 18 de abril del 2019

En el siguiente enlace se pueden ver algunos de los sellos que Francia editó sobre este conjunto megalítico:
https://astronomiayfilatelia.wordpress.com/2014/10/04/alineamientos-de-carnac/

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Alineamientos_de_Carnac

Infante Dom Henrique y el astrolabio

El  Infante Dom Henrique  (Oporto, 4 de marzo de 1394 – Sagres, 13 de noviembre de 1460)​ fue un explorador  portugués de la primera mitad del siglo XV. Con él comenzó la era de los descubrimientos en Portugal, realizando  sus exploraciones por las costas africanas y las islas del océano Atlántico. El apodo de Enrique El Navegante apareció en el siglo XIX.


Foto tomada el 5 de septiembre del 2008
Monumento a los Descubrimientos, construido en Lisboa en 1960 en
conmemoración del  quincuacentenario
del fallecimiento de Enrique «el Navegante»

Lo que hoy es Sagres, fue el lugar en el que  dicen que  este explorador creó una escuela naval (no todos los historiadores opinan lo mismo) . Estaba situada  junto al cabo San Vicente, y es por eso, que Enrique, en los últimos años de su vida se fue a vivir allí. Su tiempo lo dedicaba a perfeccionar rutas y materiales de navegación, ya que para su época, fue  un gran matemático, lo que le permitió utilizar el astrolabio  a la navegación. Además inventó las cartas planas (las actuales cartas náuticas) y fue el creador de la cátedra de medicina en la Universidad de Lisboa.

El astrolabio es un antiguo instrumento que permite determinar la posición y altura de las estrellas sobre el cielo. El astrolabio era usado por los navegantes, astrónomos y científicos en general para localizar los astros y observar su movimiento, para determinar la hora a partir de la latitud o, viceversa, para averiguar la latitud conociendo la hora.

Fotos del 31 de diciembre del 2017

Puerta del Sol y de la Luna

La Puerta del Sol y de la Luna es una de las dos puertas menores que tiene el Castillo-Fortaleza de Sancho IV “El Bravo”, situado en Cumbres Mayores, provincia de Huelva. Su orientación es hacia levante. La otra puerta está orientada a Portugal. Se llama así por estos dos símbolos que coronan dicha puerta. El Castillo-Fortaleza de Sancho IV es de planta irregular, con nueve lados y ocho torreones, alternándose los de planta cuadrada y planta semicircular.

El Castillo de Cumbres fue declarado Monumento Histórico Nacional el 2 de agosto de 1895, publicado en la Gaceta de Madrid Monumento Histórico Nacional el 6 de agosto de ese año. Actualmente es Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento.

Fotos tomadas el 7 de diciembre del 2017

Puerta del Sol en Cumbres Mayores

La Puerta del Sol pertenece a la Iglesia Parroquial San Miguel Arcángel de Cumbres Mayores, provincia de Huelva. La parroquia tiene tres puertas de acceso: la puerta del Sol realizada en 1730, la puerta de la luna fechada en el Siglo XVII y la situada en la fachada a los pies del edificio. Ésta viene determinada por la  torre construida entre los años 1746 a 1750, desde la cual se pueden admirar unas de las mejores vistas de la campiña de Cumbres y sus alrededores.
El Sol está hecho de cerámica.

Bien de Interés Cultural, la Iglesia de San Miguel Arcángel de Cumbres Mayores tiene la calificación como Monumento, según queda publicado en BOJA desde el año 2003.

Fotos tomadas el 7 de diciembre del 2017

XIV Reunión de Divulgadores de Ciencia

Todos los años se celebra una Reunión de Divulgadores de Ciencia donde se presentan experimentos, prácticas, opiniones e información, preferentemente lo primero, de todas las ramas de la ciencia con el fin de divulgar ciencia de una forma amena y entretenida. Entre los asistentes se le conoce como DDD, que significa “Disfrutar Divulgando Desinteresadamente”. Está organizado por el Museo de la Ciencia de Málaga: PRINCIPIA . En el 2018 fue en Granada, del 25 al 25 de noviembre.

Para ver los vídeos, pinchar en el siguiente enlace:

https://www.youtube.com/channel/UCmrhK7uarkgN51SjASmGVfg/videos

 

El legado del Mar

En el Museo de Cádiz de la Plaza Mina hay una exposición del 21 de septiembre del 2017 al 7 de enero del 2018 sobre “El legado del mar”. Esta muestra está dentro del  programa de actividades que conmemora los 300 años del traslado de la Casa de la Contratación de Indias a Cádiz. La exposición nos muestra objetos de la actividad comercial marítima en el entorno gaditano con piezas que hablan sobre la navegación, la vida cotidiana en las embarcaciones durante las largas travesías, los periodos de ocio, la enfermedad, el ajuar de mesa o cocina, los productos de comercio y la defensa. Todo estos objetos han sido hallados en el fondo marino del entorno gaditano, lo que demuestra la relación que siempre ha tenido Cádiz con el comercio marítimo y el mar.

‘El Legado del Mar’ se estructura en tres secciones:
a) ‘Patrimonio subacuático del Museo de Cádiz’. La mayoría procede de hallazgos casuales o prospecciones arqueológicas realizadas en los entornos de Sancti Petri, la Caleta, el dragado de la canal del Puerto de la Bahía de Cádiz y los trabajos arqueológicos previos a la construcción de la nueva terminal de contenedores.
b) ‘Legado subacuático de la antigüedad’. Se centra, durante el primer milenio antes de Cristo, en Gadir como el eje de la implantación fenicia en el Atlántico y puntal occidental de Cartago en el transcurso de la II Guerra Púnica.

c) ‘Legado subacuático del comercio ultramarino’. A partir de mediados del siglo XVII, hasta el traslado de la Casa de Contratación en 1717 a Cádiz. La Real Casa de la Contratación de Indias fue una institución que se estableció en 1503 creada para fomentar y regular el comercio y la navegación con los territorios españoles en Ultramar. Aquí hay  piezas relacionadas con la navegación, la vida a bordo, el ajuar de las embarcaciones y la defensa, entre las que destacan un astrolabio, compases y reglas náuticas, instrumental médico, diversas cerámicas y platos de peltre o un cañón de bronce.

Entre los objetos  que había, relacionados con la medicina y la astronomía, estaban:

a) Compases, regla náutica y media ampolleta de reloj de arena.

b) Astrolabio y silbatos de contramaestre.

c) Instrumentos médicos: torniquete y cuña de uso médico, cauterizador médico y jeringas uretrales.

Las fotos son del 29 de septiembre del 2017

Madrasa Luqash de Tetuán

Madrasa  (en árabe madrasa, مَدْرَسَة , en plural madāris, مَدَارِس) es el nombre que se da en la cultura árabe a cualquier tipo de escuela, sea religiosa o secular. En español está referido a una escuela religiosa islámica aunque hoy en día, se extiende a más enseñanzas y no solo a la islámica.. También se puede encontrar la palabra escrita como  medersa o madraza.

La mezquita fue construida en la Guersa Qebira por el kaid Sidi Mohammed ben Omar Lukax( familia que era muy enemiga del Kaid Ahmed).  Esta familia eran tetuaníes de origen andalusí, y muy destacada en el  siglo XVIII.  Al lado de la mezquita se construyó la madrasa en la planta baja, porque la parte superior fue construido por orden del sultán Mohammed XIII. La mezquita fue reconstruida más tarde por el nadir (administrador)  del Habús (Institución Islámica)  Sidi Mohamed Buhlal. De las 3 puertas que tiene, una da a la Guersa y las otras dos a la calle Mokadden.

En esta madrasa Luqash, Lukax o Lucas han abierto un museo en el cual se pueden encontrar algunas piezas astronómica, como cuadrantes y relojes de sol horizontales. Todo esto ha sido reformado y reconstruido en el 2002, y el museo lo abrieron en el 2011, por  su inclusión en el Programa de Actuaciones de Rehabilitación del Convenio de Cooperación entre la Junta de Andalucía y el Consejo Municipal de Tetuán- Sidi Mandri.

Fuente: “Tetuán es mi ciudad” de Cirilo Ruiz Manzanero.
http://tetuan.org/la-ciudad-de-tetuan/catalogo-sucinto-de-arquitectura-y-urbanismo-de-la-medina/mezquita-y-madraza-lucas/

museo-lucas4p museo-lucas2p

museo-lucas3p museo-lucas5p

 museo-lucas6p

museo-lucas7p

 museo-lucasp

museo-lucas1p

Las fotos son de Mohamed Said Chaairi del 14 de diciembre del 2016

El 6 de diciembre del 2018, visité esta madrasa y pude tomar las siguientes fotos:

 

Clepsidra de Fez, Marruecos

En la calle Taala Kbira, en la medina de Fez, Marruecos, se encuentra el complejo “Medersa de Bou Inania”. Formando parte de él se halla “Dar al-Magana”, la casa que alberga la clepsidra o reloj de agua.
Fue construida por el sultán Abu Inan Faris de la dinastía de los Benimerines o Meriníes , coincidiendo con los últimos días de la edificación de la madrasa. Su construcción finalizó el 14 de Yumadà I del año 758 de la hégira (6 de mayo de 1357 de la era cristina).  Ali Ahmed Tlemsani (Alí ibn Tlilimsaní), el relojero “muwaqqit” (persona encargada de decir la hora exacta para la oración) y astrónomo del rey Abu el Hassan fue el supervisor de los trabajos de construcción

    Fes el Bali. Calle Taala Kbira. Bou Inania. Clepsidra Fes el Bali. Calle Taala Kbira. Madra Bou Inania
El gran erudito Al Jazanaî, en su libro “La flor del mirto” dio un esbozo de su descripción, haciendo hincapié en que frente a la puerta norte de la nueva madrasa , Abu Inani Al Merini construyó un reloj con tazas y cuencos  de bronce . Para marcar el tiempo un peso caía sobre un cuenco y se abría una ventana.
En la fachada de la casa del reloj se pueden ver pequeñas ventanas, y encima de ellas, unas vigas que son iguales a las de la medersa Bou Inania. Esta medersa se encuentra justo enfrente de la casa. Las ventanitas en forma de arco son doce y, en realidad, eran los intervalos que marcaban la hora, ya que en aquella época los relojes no eran tan precisos como ahora, con minutos y segundos. También se pueden ver los soportes de madera tallada donde iban apoyados los cuencos de bronce. Cada vez que sonaba la hora, el pueblo se enteraba por el ruido procedente de la caída de una bola metálica sobre un tímpano de zinc. Detrás de esta fachada se esconde todos los elementos que hacen funcionar este reloj: cilindros llenos de agua, válvulas de desagües y flotadores de madera.
Con lo que se ve desde la calle es imposible identificar su mecanismo, aunque existe la hipótesis de que su funcionamiento seguía el sistema de horas desiguales (horas desiguales se definen como los intervalos de tiempo que resulte de dividir en 12 partes iguales día y noche tomando como base del intervalo la salida y la puesta del sol).

 

Fes el Bali. Complejo Bou Inania. Clepsidra

 

Se supone que el mecanismo del reloj se accionaba por una especie de carro que se movía por unos rieles que se encontraban detrás de las ventanas. Uno de sus extremos estaba atado a un flotador de madera situado en un tanque lleno de agua y el otro a un contrapeso .
A medida que el agua goteaba del tanque a través de un tubo de escape que se encontraba en la parte inferior, el flotador de madera descendía, se accionaba el carrito por medio de cuerdas y poleas y se abría las ventanas . Cada uno de estos carritos dejaba caer una bola de metal que caía sobre un tímpano de zinc, indicando la hora del día. Por la tarde el relojero o muwaqqit volvía a poner las bolas metálicas en su lugar y ajustaba el reloj para el día siguiente.

 

Fes el Bali. Calle Taala Kbira. Complejo Bou Inania

Fes el Bali. C Taala Kbira. Complejo Bou Inania. Clepsidra

Ha habido varios intentos  de reconstruir el mecanismo  del reloj pero han fracasado hasta el momento. Los cuencos fueron retirados en el 2004 para su restauración, pero lo que se restauró  fue la  fachada exterior, reforzándola y manteniendo los elementos originales . El reloj hace siglos que no funciona. Algunas piezas originales encontradas, han sido comparadas con las descripciones de los mecanismos de los relojes que se describen en el “Libro de trucos” de Al Jazari (siglo XIII). Esta obra trata de la regularidad de la circulación y el control de la presión del agua en los relojes hidráulicos de la época a través del uso de un astrolabio  para establecer la hora, y de un flotador cónico para controlar el  flujo y la presión del flujo de agua en el cilindro.

La medersa fue restaurada gracias a una donación de la fundación Benjelloun Mezian. Las obras comenzaron el 1 de noviembre de 1995 y finalizaron el 17 de octubre del 2004. (Ver foto)

Fes el Bali. Calle Taala Kbira. Madrasa Bou Inania

Fotos hechas el 1 de marzo del 2014
El 6 de diciembre del 2018 visité la Madrasa Luqash, en Tetuán, y en una de las salas apareció esta foto de la clepsidra de Fez con su correspondiente pie de foto:

Reloj de aceite en la Cartuja de Valldemosa

La Cartuja de Valldemosa es un palacio de Valldemosa, en Mallorca (España) que fue residencia del rey Sancho, antigua residencia real y Real Cartuja (siglo XV). Fue declarada Bien de Interés Cultural el 8 de julio de 1971. En una de sus salas, una amiga encontró y fotografió este reloj de aceite.

Hasta bien entrado el siglo XIX, se usaban estas lámparas- relojes de aceite con la ampolla transparente y graduada que servía, a la vez que para iluminar, para medir el tiempo en función del aceite que consumía y del que quedaba por quemar. El nivel del aceite iba bajando en el recipiente transparente según una escala graduada con las marcas horarias

Foto hecha en abril del  2017

Cargador solar

Estas fotos son de unos cargadores solares públicos y gratuitos que se encontraban en el Paseo Marítimo de la localidad de Ksar el Seguir, cerca de Tánger, en Marruecos. Como su nombre indica, sirven para recargar móviles y otros aparatos tecnológicos.

Fotos hechas el 15 de abril del 2017

Anteriores Entradas antiguas

European Space Agency

2012, Año Internacional de la Energía Sostenible para todos

Descargas gratis

Eficiencia y Sostenibilidad

Década por una educación para la sostenibilidad

Eclipses

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores