Calculadora de saponificación

Pincha en la foto para llegar a ella. Aqui podrás diseñar tu tipo de jabón para hacer las prácticas en el laboratorio.

calculadora

Jabón casero

¿Cómo hacer  jabón casero?

Uno de las maneras más fáciles de reciclar el aceite de cocina ya usado es reciclarlo en nuestra propia casa. Con él podemos hacer jabón que nos puede servir para lavar platos,  la ropa, el suelo etc., pero no para el cuerpo, ya que el PH no lo tenemos controlado y nos puede picar o quemar. Hay muchas recetas para hacer jabón. La que aquí escribo es para hacerlo en frío.
 Desde el punto de vista químico, el jabón es una sal que se obtiene a partir de la reacción entre una base (hidróxido de  sodio) y un ácido (grasa o aceite). La reacción se llama  saponificación que es la que transforma la grasa en jabón. Produce  calor, y cuanto más calor produzca más completa será la saponificación.

Materiales e ingredientes:

  • 2,5 L de aceite
  • 2,5 L de agua (puede ser destilada)
  • ½ kg de sosa cáustica (100% hidróxido de sodio)
  • Medio vaso de lavavajillas líquido
  • Esencias o colorantes (para darle aroma o color  en caso de desearlo)
  • Recipientes grandes para mezclar de plástico, cristal o acero inoxidable. No se admite otro metal
  • Cucharas de madera o plástico para remover (no de metal)
  • Guantes
  • Balanza
  • Probetas o vasos de plástico con medidas.

   

Modo de hacerlo

En primer lugar se filtra el aceite para evitar impurezas sólidas. Se mide la cantidad de aceite filtrado y la cantidad de agua. Aparte, se pesa la sosa en recipiente no metálico (salvo acero inoxidable) . Una vez que tenemos ya todo pesado comenzamos la realización de la práctica. Si lo hago para un litro de cada uno de los líquidos, la sosa que tengo que  echar es de 200g.

   

En uno de los recipientes donde se vaya a hacer el jabón,  se echa primero el agua y a continuación la sosa. Veremos que el recipiente se calienta debido a una reacción exotérmica (con desprendimiento de calor). Aprovechando este calor se le va añadiendo el aceite poco a poco, y sin dejar de mover hacia el mismo lado, va teniendo lugar la reacción. Se le añade un poco de lavavajillas líquido. Se bate o agita durante una hora o un poco más, hasta que veamos que  la mezcla coge consistencia y se quedan marcados los surcos del agitador, y dado el caso, se le añaden los colorantes alimenticios y/o las esencias. Luego se echa en un recipiente y se tapa, dejándolo reposar  durante un mes. A partir del mes ya se puede cortar en trozos y utilizar sin correr ningún peligro.

European Space Agency

2012, Año Internacional de la Energía Sostenible para todos

Descargas gratis

Eficiencia y Sostenibilidad

Década por una educación para la sostenibilidad

Eclipses

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores